monica jimeno

Esta web utiliza cookies, las cuales puedes ver en politica de cookies, si sigues navegando entendemos que las aceptas

Aceptar

Biografía:

Nací el 18 de marzo de 1971 en Madrid, aunque mis raíces son puramente extremeñas.

Desde mi niñez me encantaba la mezcla de colores, las texturas, y como buena artista todo papel era bueno para plasmar mis ideas. Cada imagen, cada olor o cada momento era un buen motivo para pintar, por eso durante mi formación académica siempre destaque en las artes plásticas aunque mis padres no se dieron cuenta de donde estaba mi futuro. Mientras estudiaba dirección y administración de empresas mi afán por la pintura iba creciendo.

Con tan solo 18 años monte mi empresa y ahí tuve mi primera experiencia en el mundo de la pintura, gracias a que descubrí un fabricante de muebles en crudo en el que podía diseñar mediante mis pinturas y bocetos su gama de productos, fue todo un éxito “empecé a pintar, sin parar de crear”.

Debido a una experiencia personal traumática, decidí creer mi y dedicarme a lo que realmente me ha hecho feliz durante toda mi vida “la pintura”.

En 2007 comencé mi andadura en solitario colaborando con franquicias por toda España decorando sus tiendas con murales y pinturas artísticas de gran formato hasta el 2012.

Mónica Jimeno (Madrid, 1971)

Mi pintura más demandada ¨El Retrato¨:

Gracias a mi especialidad en retratos recibo decenas de pedidos mensuales de diferentes partes del mundo como América, Asia y Europa retratando a famosos, deportistas de elite entre otros muchos.

Sobre mi pintura:
Estilo: Pop Art (Neo-expresionismo).
Artistas Relacionados: Henri Matisse, Jackson Pollock o Andy Warhol.
Mónica Jimeno encarna ambas cosas,  ya que su propia historia es el hilo conductor de cada emoción, cada gesto y cada sensación que albergan las exclusivas pinturas de su autoría que poco a poco van revolucionando el panorama del arte contemporáneo Internacional.
De origen extremeño, pero nacida en el mas puro Madrid, su infancia se llenó de inquietudes artísticas que a lo largo del tiempo se abrieron paso de forma implacable en forma manchas de pintura que alegraron su faz y espíritu.

“ Una explosión de color, para cuando las cosas se ven grises”

Así de claro y conciso fue el mensaje de una voz interior que resonó en la conciencia artística de Mónica para definir lo que se ha convertido en su sello creativo. Los colores, el flúor y el estilo realista de sus retratos, combinados junto al influyente estigma de la cultura pop que la artista implementada en su visión estética, hacen de cada obra un viaje en la historia personal de cada personaje retratado.

Ya sea al oleo ó acrílico, las diversas técnicas que Mónica Jimeno emplea para el proceso de creación de sus cuadros no hacen más que acentuar su afán de transmitir emociones y acuñar una obra casi sensorial. Es por esto que la pintora tiene la necesidad de estudiar la vida de cada personaje histórico que es elegido por ella y su equipo para una obra ó de entrevistarse personalmente con aquellos que encargan una pintura de forma personal. Cada obra transportará una energía única, distinta… Con el remate final que el capricho del pincel dicte en forma de color, originado por un gesto rápido de la autora como si de un ejercicio de liberación se tratase. Su historia ya ha comenzado, y mientras el color sea color, continuará…